Por frase de funcionaria de Durango, Agustín Carstens se irá a Suiza

En la ponencia “Mujer y Salud, que se llevó a cabo en la Ciudad de México, la titular del Instituto Municipal de la Mujer de Durango, María Martha Palencia, reveló una teoría acerca de que el sobrepeso que sufre la gran mayoría de la población en México, es proporcional a su grado de infelicidad.


Esta frase alusive a que “los gorditos mexicanos no son felices”, fue el detonante para que este Jueves, el hasta ahora Presidente del Banco de México (BANXICO) Agustín Carstens, en plena reunión política monetaria, dijera que: "ya no más... que el ya quiere ser feliz", por lo que anunció, su renuncia irrevocable y que dejará el país para irse al Banco de Pagos Internacionales, en Suiza.


Agustín Carstens, señalo que en Suiza los gorditos, sí son felices, y que ya no soporta más estar en México absorbiendo y absorbiendo el solo toda la inflación, y agradece a la funcionara duranguense que su ponencia lo haya hecho reflexionar.

Comentarios